Blog

¿Por qué mis resultados orgánicos son insuficientes?

La combinación orgánica y publicitaria

Ideonomia

23

Nov

2017

¿Por qué mis resultados orgánicos son insuficientes?

Es una de las principales preguntas sobre redes sociales que se hacen los anunciantes y que supone a un verdadero quebradero de cabeza para los equipos de marketing. Nos encontramos muchas veces con el siguiente contexto:

“El anunciante tiene un equipo específico para llevar las redes sociales en las que se incluye tareas como la creación de contenido, publicación, atención al cliente….” Tras unos cuantos meses de actividad analizan que, aunque tienen 30.000 fans, no cuentan con apenas interacción, unos cuantos likes y algún comentario de spam. Las alarmas se encienden y la pregunta es recurrente ¿Por qué mis publicaciones tienen un alcance entre un 4%-8% del total de mis fans? Si tenemos muchísimos”.

La respuesta es sencilla, pero muchos anunciantes la desconocen, las redes sociales cuentan con algoritmos que puntúan y clasifican las publicaciones en nuestro muro en función de múltiples variables (interés de la publicación, enlaces, texto, relevancia, incorporación de contenido audiovisual…). Uno de los culpables más famosos es el algoritmo EdgeRank de Facebook.

En el caso de Facebook, muchos anunciantes dentro de su estrategia solamente tienen en cuenta la parte orgánica, descartando la parte publicitaria o solamente la tienen en cuenta con un objetivo de captación de seguidores.

Actualmente, las publicaciones orgánicas están en mínimos y descendiendo cada vez más y eso supone un esfuerzo añadido pero necesario; deben integrar en su estrategia la parte publicitaria. La combinación de orgánico + pagado + viral es fundamental en el crecimiento de una marca.

¿Por qué mis resultados orgánicos son insuficientes?

Como hemos comentado, las empresas y anunciantes dedican un esfuerzo importante a la parte orgánica (contratación de un CM, diseño de materiales, posibilidad de crear vídeos para la aportación de contenido, servicio de atención al cliente…) pero nadie llama a la puerta, el teléfono no suena, no se genera engagement con el usuario y, por tanto, nos convertimos en paisaje dentro del ecosistema digital.

Es necesario combinar e integrar ambas disciplinas; nuestros canales sociales tienen que convertirse en altavoces de lo que somos y queremos transmitir, debemos cuidar al usuario a través de una comunicación bidiraccional que permita generar engegament. El engagement tiende a usarse como un ratio meramente táctico pero es la variable que nos va a diferenciar entre una marca que aporta valor al usuario o una marca más dentro de la categoría.

Durante los últimos años han salido numerosas publicaciones vaticinando la llegada del ZERO DAY, que es el día en el que el alcance orgánico sea igual a cero y sea imprescindible la parte publicitaria para llegar a nuestro público.

No obstante, tenemos que ver el lado positivo de lo que tenemos a nuestra disposición; estamos ante herramientas que permiten una hipersegmentación de audiencias hasta ahora nunca visto: segmentaciones a nivel sociodemográfico, por intereses, ubicación, dispositivo, por programas o temas más comentado en TV, etc. Las herramientas son muchas y tremendamente conocidas, Business Manager (Facebook e Instagram), Twitter Ads, Linkedin Ads… nuestro deber es ayudar a los anunciantes a entender este ecosistema, siendo vital apoyarnos en la tecnología como medio pero nunca como fin, ya que el verdadero valor de una marca reside en el equipo, en las ideas surgidas dentro del mismo y en el pensamiento trasversal.