Blog

G.Zeta cierra Interviú y Tiempo

Tras años de pérdidas, cierran

Ideonomia

10

Ene

2018

Después de varios años de pérdidas por ingresos publicitarios, el Grupo Zeta ha anunciado el cierre de dos títulos emblemáticos en el ecosistema de los medios de comunicación de España: INTERVIÚ y TIEMPO.

La caída constaste de la audiencia y por tanto de la confianza de los anunciantes ha provocado que los ingresos publicitarios fueran decreciendo constantemente y han puesto en la cuerda floja a cientos de publicaciones en todo el mundo. Y esta situación ha provocado que dos títulos emblemáticos en el panorama de los medios de comunicación en España se vean abocados al cierre por tener una situación insostenible en términos económicos.

En los últimos años, la difusión de estos títulos ha sufrido caídas de hasta el 65% y han acumulado unas pérdidas de hasta 7 millones de euros. De nada han valido las reducciones de los sueldos de los 23 trabajadores que todavía llenaban las páginas de ambas revistas de hasta el 16%, la posibilidad de volcar el contenido al mundo online o reducir la periodicidad fijándola como mensual.

Interviú se incorpora a los quioscos españoles en el año 1976. Se convirtió en referencia en el periodismo de investigación en España, alcanzando cifras record de ventas, siendo unos de los títulos líderes de audiencia. Su éxito se debió al atrevimiento periodístico y su osadía, siendo percibido como un referente del nuevo país democrático que se estaba convirtiendo España. Llegó a vender hasta un millón de ejemplares con números que han pasado la historia, como la portada de la célebre Marisol o reportajes de investigación que dieron la vuelta al mundo.

La revista Tiempo alcanzó el liderazgo como título de temática política y económica desde su lanzamiento en 1982. Empezó siendo un suplemento político de Interviú, pero en 1982, la revista fue puesta a la venta en solitario, convirtiéndose en muy pocos meses en la referencia periodística de todos los ámbitos de la sociedad española, sobre todo de la política y la económica.

Evidentemente esta situación viene provocada por la falta de previsión del Grupo Zeta y no acometer una reconversión en su modelo, acelerando de esta manera la transformación digital. Y es ahora, cuando dos títulos míticos en el panorama periodístico de España desaparecen, cuando el grupo se plantea la necesidad de invertir en esfuerzos y recursos en la necesaria transformación digital.

¿Quién sale perdiendo? Pues como siempre los teóricos puestos de trabajo que se pierden al cerrar los títulos, así como todos aquellos que disfrutábamos con la información que nos aportaban estos títulos.