Blog

EL DEVENIR DEL ECOMMERCE

La evolución del comercio electrónico

Ideonomia

16

Oct

2014

El comercio electrónico se encuentra en plena evolución, cada vez más empresas optan por instalar este sistema en sus webs debido al aumento de demanda que va experimentando esta forma de adquirir productos o servicios. Según el INE (Instituto Nacional de Estadística) en España hemos sido cerca de 11 millones de personas (31,5% de la población) las que hemos realizado alguna compra online durante el 2013.

El presente y futuro de este sector de venta al por menor pasa por mejorar el servicio desde varias vertientes. Una de ellas son los envíos. Cuando acudes a una tienda física pagas y obtienes tu producto en el acto, mientras que de forma online pagas y toca esperar según el método de envío elegido y el dinero que quieras pagar por el susodicho. Está claro que el futuro más inmediato pasa por acortar los tiempos para aunar online y offline al servir con prontitud al cliente más inquieto, como veremos en algunas propuestas que detallamos a continuación.

En agosto se anunciaba la puesta en marcha en varias ciudades de EE.UU. de un servicio de compra de Google, denominado Google Shopping Express, que promete que recibirás tus compras entre 3 y 5 horas después de realizarlas, si funciona no tardará en expandirse primero por todo el país americano para más tarde cruzar el charco e instaurarse en Europa.

En lo referente a nuestro país, ha saltado la noticia de que Amazon ha empezado el 9 de octubre la entrega de productos en el mismo día de compra en Madrid. Estos productos deberán aparecer etiquetados como “entrega hoy” y ser comprados antes de la 13:30, la entrega de los mismos se realiza entre las 18 y las 21 horas, aunque según la compañía se podrían servir antes, pero han escogido esa franja por coincidir con las horas en la que mayoría de las personas regresan del trabajo.

Otro aspecto importante del que ya han empezado hacer pruebas estos dos gigantes tecnológicos es el reparto de las compras online mediante drones. Amazon empezará a testar su sistema de envío mediante drones en la India debido a que su legislación no limita el uso comercial de estos aparatos, como ocurría en otros lugares. Otra compañía que iniciará en las próximas semanas sus primeros pasos en este sentido es el servicio de Correos alemán. Su iniciativa consiste en llevar paquetes con medicamentos a la isla de Juist, ubicada en el mar del Norte. Este primer servicio será una prueba para extenderlo progresivamente a un uso general.

Es evidente que a tenor de todos los avances y mejoras que se están produciendo en la logística, ésta sea el pilar central para el buen funcionamiento de un eCommerce. Ahora bien, no por ello hemos de descuidar otras ramas de este negocio que facilitan la vida al consumidor y por lo tanto a las opciones de ventas de estas webs.

El más claro ejemplo de ello es tener en cuenta el dispositivo a través del cual más se compra o se comprará en un futuro cercano. En este caso mobile (smartphones + tablets) tiene mucho que aportar. Lo que se ha denominado como mCommerce (compra a través de dispositivos móviles) tiene un futuro muy halagüeño.

Durante 2013, según un informe elaborado por Centre for Retail Research, de todas las ventas realizadas en Europa por medio del comercio electrónico un 8% corresponderían a las dispensadas por mobile, en España esa cifra se reduce hasta el 4%.

En un futuro no muy lejano, en concreto en el 2018, las compras mediante smarthphones y tablets podrían llegar a facturar 293.000 millones de dólares sólo en EE.UU., como se desprende de una investigación realizada por la consultora Forrester Research. Dicha cifra vendría a suponer que de todas las ventas electrónicas que se hagan en dicho país el 54% se produzcan por medio de mobile.

Como hemos visto son varios los frentes abiertos para mejorar los eCommerce, como es habitual los grandes del sector son los que innovan en este sentido, pero con el paso del tiempo estas novedades evolucionarán para ser más accesibles a PYMES, autónomos o emprendedores. Lo importante ahora es empezar a poner en práctica aquello que si se pueden permitir la mayoría de las empresas, como la adaptación a mobile de sus webs, ya que el que golpea primero, golpea dos veces.